9 meses de espera

Si algo me define bastante son mis manías por tener toda la información ordenada. Así que para empezar el blog, he decidido empezar por el principio.

Nuestro embarazo llegó antes de lo esperado, la decisión estaba tomada de hacía meses pero pensábamos que nos costaría más. Ese año tuvimos que cambiar algunos de nuestros planes: Nos encanta viajar y decidimos hacer nuestro último viaje como pareja a un país sin demasiados peligros sanitarios (zika, malaria, fiebres, mosquitos…) por si en el momento del viaje ya había un tripulante más a bordo. Y… suerte, porque nos fuimos pensando en que había un retraso… pero al cabo de unos días ya teníamos sospechas de que había un tercer pasajero en nuestro viaje.

Decidimos no preocuparnos del tema hasta la vuelta: si la máquina ya estaba en marcha lo sabríamos al llegar a casa. ¡Sorpresa! estábamos de 9 semanas. Gemma se encontraba bien (algo cansada, sueño…). La primera visita al ginecólogo nos confirmó que todo iba bien y nos recetó un complejo vitamínico con ácido fólico, en concreto Natalben Supra. No sabíamos que era mejor tomárselo antes del embarazo también, nos lo apuntamos para la próxima.

Primer trimestre

Así que entre que nos enteramos tarde y las vacaciones… el primer trimestre pasó en un visto y no visto. De todas formas, empezamos a documentarnos de lo que se nos venía encima con varios libros. Algunos con humor:

Otros, más serios:

“Vamos a ser padres” es una fuente de conocimiento de lo que pasaba día a día dentro de vientre de mamá, quizás un poco desfasado. “Vínculos” es algo más profundo y personal. Los recomiendo los dos.

Y llegó el momento de dar la noticia a familiares y amigos: Usamos varios métodos para sorprender a la gente, realmente casi nadie se espera nada de esto. Los familiares los sorprendimos con tarjetas, chupetes y fotos de la primera ecografía (alias osito gummy). Para sorprender a los amigos, nos hicimos unas camisetas con una idea que encontramos por Internet.

Jugad al Scrabble! En inglés…

Pasan las semanas y, como padre 2.0, busco aplicaciones que nos puedan ser útiles. La que me parece más completa es Pregnancy+, tiene información interesante aunque muchas veces de dudosa certeza… También miramos cada semana vídeos semanales del crecimiento del feto en los canales Embarazo & Bebés, El Embarazo Semana a Semana y puede que con la que más nos reíamos eran los Dibus del embarazo de Mi bebé y yo. Estos vídeos son muy orientativos, ya solo ver las diferencias entre ellos, se puede ver que cada uno tiene sus teorías…

Segundo trimestre

Las ecografía morfológica y las pruebas salen todas bien. Nos dicen el sexo el bebé y decidimos el nombre, J empieza a dar pataditas y empezamos a imaginar la vida con ella… El seguimiento del embarazo nos lo hacen en el centro sanitario público del barrio. Antes del embarazo, estuvimos buscando seguros médicos para ir “por la privada” pero estamos muy contentos de no haberlo hecho ya que, después de la experiencia, no le vemos ninguna necesidad.

También empezamos con la planificación de todo lo que necesitará nuestro bebé (que vendrá en otro artículo). Gemma tiene energía de sobras así que se apunta a hacer yoga para embarazadas y planificamos un viaje a París para fin de año.

Tercer trimestre

Y llega el tercer trimestre, cuando todo se acelera. Tenemos que ir cerrando temas: clases preparto, compras, canastilla, ecografía 5D… Nos sorprenden algunas molestias (un dolor abdominal tipo contracciones, aunque nunca llegamos a saber que eran). El cansancio se acentúa, así que Gemma coge la baja y se apunta a hacer gimnasia para embarazadas para mantenerse en movimiento.

Sobre las clases preparto opino que son bastante útiles. Sin embargo, dependerá mucho de quien las imparta y si ya tienes mucha información en la mano, mucho de lo que te explican ya lo sabréis. La verdad es que van muy bien para contrastar opiniones y, si se tercia, para tener contacto con otros futuros padres y madres y hacer tribu.

Llega la semana 40 y con ella los monitores (suena bastante mejor que correas). Todo verde, vamos a la semana 41 y…. verde también, si no se ponía de parto antes de 6 días lo inducirían… pero al día siguiente…

Lo dejo aquí, el parto lo narraré en otro artículo más adelante. Tengo la sensación que el embarazo fue bastante tranquilo. Realmente me informé mucho de lo que estaba ocurriendo en ese momento, el crecimiento del feto, los posibles malestares de la madre y un poco que hacer en cada momento (sobretodo en casos de urgencia). Han pasado cuatro meses y me parece muy lejano todo. Si pudiera volver atrás quizás pondría más esfuerzos en informarme de lo que vendrá: parto, lactancia, y primeros meses porque cuando nace un bebé, las decisiones se avalanchan y haberse informado de antemano nos hubiera ayudado bastante a tomarlas con más tranquilidad.

Me gustaría recomendaros alguna cuenta de Instagram o blogs útiles en cada entrada. En este caso os recomendaría alguna comadrona pero no tuvimos ninguna referencia en las redes. Si que os puedo recomendar que busquéis comadronas que respeten el parto, porque será vuestro embarazo y vuestro parto.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡Dale amor y comparte!

2 comentarios

  • El embarazo fue tranquilo, no dudes que tuvisteis mucha suerte… el mio fue muy movido y aun así me consta que los hay muucho peores.

    Hace unos días me decía una amiga “dicen que del embarazo-parto-puerperio hay al menos dos cosas que salen bien”. Pues yo solo tuve un parto de 10, el resto… para el olvido

  • Hola Mar!!
    Ya leímos vuestra entrada del embarazo… que rabia! Por suerte todo acaba bien, a nosotros nos pasó al revés, el parto fue peor que el embarazo. Sin embargo ahora lo recordamos con nostalgia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Arriba