Tabla de introducción de alimentos

Quien bien me conoce sabe que suelo hacer tablas, gráficas, estadísticas… de todo lo que se me antoja. Me gusta tener la información organizada y si queda bonito todavía mejor!

Hace un par de semanas que empezamos con la introducción de alimentos. Y buscando, buscando, encontré algunas tablas como el Baby Weaning Chart y buscando más, encontré esta otra tabla. La he encontrado en tantos sitios y con autores diferentes y no sé verificar de quién fue la idea original, aunque en el blog del enlace mencionan a Noelia Navarrete. A posteriori, he visto una tabla similar en el libro Baby-led weaning de Begoña Prats.

¿Cómo funcionan las tablas?

Al final de la entrada encontraréis dos archivos:

Por un lado un menú semanal vacío. Es un menú muy flexible porque viene vacío. Se puede usar para planificar menús semanales, o para planificar que alimentos vamos a introducir y cuando… o usarlo como diario, apuntando lo que ya hemos dado o introducido.

Baby Led Weaning - Menú

Por otro lado, la tabla de introducción de alimentos, no es más que una simple lista de ingredientes con tres casillas cada uno. Se trata de ir apuntando cuántas veces se ha introducido cada alimento y está basado en las recomendaciones de la entrada anterior.

Baby Led Weaning - Tabla de introducción de alimentos

Algunos alimentos están destacados en negrita porque son más susceptibles a producir alergias, otros tienen un asterisco para que se tenga en cuenta la presentación antes de ofrecer: Por ejemplo, la zanahoria no se debe dar cruda los primeros meses por peligro de atragantamiento. Evidentemente, puede que se me haya pasado algo. Por último he marcado con dos asteriscos los que contienen sustancias peligrosas y se recomienda no abusar o esperar a que el niño sea mayor.

Los alimentos están divididos por categorías y he añadido una categoría de alérgenos para marcar a la vez que el resto cuando introduzcamos estos alimentos.

Cada vez que un niño pruebe un alimento se marca la casilla que toca y así hasta tres veces. Si en las tres pruebas no hay reacciones alérgicas, podemos añadir este alimento con tranquilidad a las comidas. Nosotros además usamos ticks o cruces en las casillas para marcar si le ha gustado más o menos.

Evidentemente estas tablas pueden también ser útiles con la introducción de papillas, aunque normalmente, en esos casos se introducen más alimentos a la vez.

¡Espero que las disfrutéis y las compartáis mucho! Y no dudéis en comentar los errores que hayáis encontrado y vuestras experiencias.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡Dale amor y comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Arriba